En el pasado mes de junio, el equipo de formación de E-tech tuvo la oportunidad de asistir a uno de los eventos más representativos del mundo de los profesionales de la información, American Library Association, ALA 2017 en Chicago, una ciudad gótica, que cautiva y que, en medio de la modernidad y la tradición de sus habitantes, recibió a personas relacionadas con el mundo de la información y las bibliotecas de todas partes del mundo.

Con el lema: “Transformando nuestras bibliotecas, nos transformamos a nosotros mismos”, tanto las conferencias, como los talleres o reuniones, abordaron temas desde la defensa de nuestra labor en la actualidad, políticas de información alrededor del mundo, desarrollo profesional, liderazgo, igualdad, así como la diversidad e inclusión, temas socialmente relevantes.

Es así como a continuación presento una selección de 5 aspectos que permitirán a cualquier lector(a) hacerse una idea general de cómo al transformar nuestras bibliotecas, nos transformamos a nosotros mismos como profesionales de la información.

1. El futuro de la Industria de la tecnología en bibliotecas.

Dirigida por el famoso consultor Marshall Breeding, ésta charla ejecutiva contó con personalidades como Matti Shem, presidente de nuestra compañía aliada, @ProQuest, Todd Litzsinger, de Baker and Taylor, Eric Keith, Director de Marketing y finanzas estratégicas de SirsiDynix y la cuota femenina con, Sarah Pritchard, decana de bibliotecas en la Universidad de Northwestern.

Dentro de los puntos a destacar para nuestras bibliotecas, está la necesidad de darle el protagonismo al contenido. El desarrollo de tecnologías para bibliotecas no está buscando funcionalidades técnicas o desarrollos de software basados en aspectos operacionales, sino en innovación basada en el contenido. El Open Access, como modelo de negocio, demanda a los desarrolladores de tecnologías el pensar las herramientas con un tipo de acceso que se aleja, cada día más, de las tradicionales licencias, que por años ha sido el paradigma desde las corporaciones que distribuyen contenidos en todo el mundo.

2. Nuevos modelos de negocios basados en los contenidos.

Una industria basada en el contenido como materia prima, requiere nuevos modelos de negocio. Es así como Eric Keith advierte que las compañías proveedoras de tecnologías para bibliotecas, ya trabajan sobre la idea de que el insumo más valioso son los datos y la información, y no el petróleo, como se solía pensar. (Recomiendo leer el artículo que el mismo Eric nos compartió al respecto: The world’s most valuable resource is no longer oil, but data). Por lo tanto, el modelo de negocio está girando hacia el Open Access, en donde la reducción de costos se refleja directamente en el incremento de la eficacia de las bibliotecas, por medio de un uso más consiente del presupuesto y abarcando más necesidades de los usuarios, con menor inversión.

3. Una industria de los contenidos dirigida a bibliotecas y la academia.

Uno de los momentos más álgidos, interesantes por el debate que se suscitó, fue cuando Sarah Pritchard cuestionó las dinámicas con las que las empresas que desarrollan tecnologías para bibliotecas han venido manejando la industria. Según Sarah, muchas veces estas empresas forzan a las bibliotecas a utilizar productos que los usuarios o no quieren o necesitan, dejándolas en posiciones de desventaja, frente a su principal labor, satisfacer las necesidades de información para nuestros usuari@s. Esto se ve reflejado en contenidos que muchas veces se alejan de lo que la comunidad académica requiere, con consecuencias como la reducción de presupuesto, por la falta de interés en los servicios de las bibliotecas.

4. El futuro está en los servicios web

Para los panelistas, las bibliotecas se encuentran en una posición de ventaja, puesto que son las conocedoras de lo que los usuarios requieren. Es por esto que, desde las empresas presentes en el debate, el diseño de soluciones tecnológicas basadas en los contenidos, permitirán que las bibliotecas ofrezcan servicios basados en la web como plataforma de comunicación, abriendo un importante espacio, aunque no tan nuevo, a la seguridad de la información, como componente esencial para éste tipo de servicios.

5. Innovando las formas de pensar a las bibliotecas. Desing Thinking como herramienta para innovar nuestra labor.

La innovación, vista desde la perspectiva de: “Las personas están primero” es una de las principales ideas en los que diferentes conferencistas, como Erin Berman, se centraron. El hecho no es innovar porque la industria o las tendencias lo dicen, es porque a través del conocimiento de nuestros usuarios, sus comportamientos y la empatía que creamos con ellos, podemos diseñar soluciones efectivas a lo que nos demandan.

Dentro de las técnicas que nos compartió se encuentran: Stakeholder Mapping, mapas mentales, storyboarding o guión gráfico, prototipar y evaluar, entre otros, temas para aprender, si ustedes, profesionales de la información, quieren innovar bajo el paradigma actual del Design Thinking.

6. Las bibliotecas ya no están tan lejos de los temas políticamente álgidos de la sociedad.

Con la conmovedora intervención, no solo por el sentimiento, sino por el conocimiento tan profundo que Hillary Clinton tiene de las bibliotecas en la sociedad actual, ALA nos demostró que somos un tema dentro de las agendas políticas de nuestros mandatarios. Exigirles soluciones a los problemas de la educación, por ejemplo, pasa por el entendimiento que tienen de la labor que desempeñamos para los ciudadanos en formación, en cuanto a las escuelas, como en aquellos que ya se han formado política e intelectualmente, como son los adultos. En su fantástico discurso, resaltó cómo muchos maestros exigen internet para la realización de las tareas, sin contar con que sus alumnos, en una gran cantidad, pueden no contar con este servicio en sus hogares. Es ahí donde comprendemos que la formación de los ciudadanos y las herramientas que se requieren para el desarrollo de un país, demandan de los servicios, presupuestos y espacios que las bibliotecas proporcionan, sin contar con aquellos bibliotecólogos que día a día abren sus puertas a todo individuo, con la igualdad de oportunidades y derechos, como lema.

Y así llegamos al final.

Éstas 5 ideas principales que les comparto están sugetas a una exploración profunda, hallando matices acordes a nuestro entorno, cultura, país y políticas. Sin embargo, son una muestra clara de que, como profesionales de la información, tenemos la inmensa responsabilidad de desarrollarnos en campos como la compra de contenidos digitales y bibliotecas, desde perspectivas legales; cómo utilizar el conocimiento de nuestra comunidad para desarrollar servicios web que satisfagan las necesidades de nuestros usuarios, el uso de nuevas formas de producción de conocimiento como medio para innovar nuestros tradicionales servicios en las bibliotecas, entre otros.

Acá les dejo algunas entrevistas que logramos realizar a algunos de los participantes del evento.

 

 

 

Esperamos les guste, nos cuenten qué piensan y nos compartan su experiencia. Gracias por leernos!


 

Por Laura Martínez Cardozo

Miembro del equipo de formación eTech para Centroamérica Caribe inglés y Caribe español 
Profesional de la información
Colombia, Bogotá
¿Quieres saber algo sobre mí?: Twitter